ENERGÍAS BIOMASA

ENERGÍAS LÍMPIAS Y SOSTENIBILIDAD

¿Qué es la BIOMASA?

La BIOMASA es materia orgánica utilizada como fuente energética que abarca un amplio conjunto de materias orgánicas caracterizadas por su heterogeneidad (en origen y naturaleza).

LA energía BIOMASA es una energía limpia por lo que no producen ningún tipo de contaminación.

Que es la BIOMASA

Usos de la BIOMASA

La biomasa en sí no es aprovechable cuando hablamos del punto de vista energético. Para poder convertir la biomasa en energía aprovechable debemos transformandola en energía. Para ello se utilizan diversos métodos. Métodos que, a su vez, se pueden dividir en dos grupos: métodos termoquímicos y métodos bioquímicos.

  • Combustión: La biomasa se quema para obtener energía, normalmente en pequeñas calderas. Su eficiencia es limitada en comparación con otros procesos.
  • Pirólisis: Se aplica energía en un entorno sin oxígeno, lo cual genera biocarbón, distintos aceites y gases. Estos últimos no permiten la combustión.
  • Procesos bioquímicos: A través de un procedimiento de microbiología se obtiene el biogás, que contiene dióxido de carbono y metano. También se produce en entornos sin oxígeno.
  • Gasificación: Convierte los distintos tipos de carbón en gas sintético, en ausencia de oxígeno, reduciendo los niveles de hidrógeno y metanol.
¿PARA QUÉ SE USA LA BIOMASA?:

Tanto a nivel doméstico como industrial, la biomasa se usa para un gran número de aplicaciones. Entre ellas, las más destacables son:

  • Electricidad
    • Autoconsumo eléctrico.
    • Distribución de la electricidad hacia la red eléctrica.
    • Distribución de electricidad a zonas rurales y aisladas.
    • Uso como combustible en centrales eléctricas.
  • Térmica
    • Climatización de viviendas.
    • Distribución de calor a través de distintas canalizaciones.
    • Generación de calor con fines industriales.

Tipos de biomasa y biocombustibles

La biomasa puede tener diferentes orígenes: origen natural, residual o producida.

  • La biomasa natural se produce en la naturaleza sin la intervención humana.
  • La biomasa residual proviene de los restos generados por las personas en diversas actividades.
  • La biomasa producida es la referenciada a cultivos energéticos o excedentes agrícolas.
  • Los principales combustibles (biocombustibles) que se obtienen a partir de la biomasa son:

    • Leñas. La leña de madera es el producto menos elaborado. Cortada y troceada, lista para utilizarse en los aparatos domésticos de combustión, como estufas o chimeneas, se emplea principalmente en viviendas unifamiliares mediante calderas de biomasa.
      Su funcionamiento es semiautomático y muy económico. La leña debe introducirse manualmente, normalmente varias veces al día en función de su uso. Existen calderas de biomasa que funcionan exclusivamente con leña, pero también hay otras que funcionan con leña y astillas o pélets y que tienen un mayor campo de aplicación.

    • Pellets. Se trata del producto más elaborado. Los pellets son pequeños cilindros hechos con serrín, astillas u otros residuos comprimidos que pueden utilizarse como combustibles en estufas y calderas.
      Muchas instalaciones con caldera biomasa utilizan como combustible el pellet. Se trata de un residuo renovable para obtener energía destinada a calefacción, agua caliente e incluso en sistemas de refrigeración.
      Otra ventaja del pellet es que su almacenaje es seguro, no tóxico y además permite la automatización de su fabricación (prensado), transporte y uso en calderas con un silo automático.
      Su poder calorífico y el bajo contenido en cenizas que produce su quema (reduciendo las necesidades de operación y mantenimiento) lo convierten en el biocombustibles más utilizado y demandado. Pero, por otro lado, su mayor inconveniente es que su precio es más elevado respecto a otros biocombustibles.

    • Astillas. Las astillas son trozos pequeños (entre 5 y 100 mm de longitud). Su calidad depende, principalmente, de la materia prima de la que proceden, su recogida y de la tecnología de astillado. Pueden provenir de primera y segunda transformación de la madera o maderas forestales muy limpias o de tratamientos silvícolas, agrícolas y forestales. Según su procedencia tienen diferentes características y por tanto su calidad varía.
      Son poco recomendables, en la mayoría de las calderas para viviendas y edificios, las astillas muy húmedas (> 40%), los trozos de madera grandes en las astillas, así como algunos tipos de residuos agrícolas. Además debe tenerse precaución con la calidad de la biomasa que va a adquirirse, evitando biomasas con residuos no deseados. Tienen una buena relación calidad-precio.
      Por lo general la biomasa de astillas tiene un elevado poder calorífico.

    • Huesos de aceituna. Los más habituales son la cáscara de almendra y el hueso de aceituna.
      PAra aumentar su poder calorífico inferior, los proveedores suelen reducir su grado de humedad mediante procesos de secado.
      Se trata de combustibles económicos y de buena calidad. Es importante y recomendable que el hueso de aceituna esté limpio de pieles o pellejo, para reducir las labores de mantenimiento y mejorar la operación.
La Biomasa tiene muchas aplicaciones y, para hacerse más visible, en el año 2004, nació la asociación AVEBIO con el fin de promover el desarrollo del sector de la Bioenergía en España.
Esperamos haber resuelto tus dudas sobre la energía biomasa, usos, tipos y aplicaciones.

¡Compartir!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR SABER QUE ES:

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR SABER PARA QUE SIRVE Y PARA QUE ES BUENO: