EL COLCHÓN

DOLOR DE ESPALDA AL DORMIR

Sufres de dolor de espalda por dormir mal. Elegir tu colchón para evitar y aliviar dolores de espalda.

Casi la mitad de la población sufre de problemas de sueño. En algunos casos, las causas son emocionales, pero en muchos otros se debe al dolor de espalda. Los dolores en la zona dorsal de la espalda son una afección que sufren cerca del 80 % de las personas al menos una vez en su vida, y la calidad del sueño se ve muy afectada.

Un sueño reparador es una de las actividades primordiales para tener mejor calidad de vida, mejor estado de humor y mantener una rutina productiva.

Antes de optar por un colchón u otro, una inversión importante en dinero y calidad de sueño, debemos tener en cuenta, además de la estética, los siguientes puntos:

La firmeza del colchón

Hemos de saber que la firmeza no es lo mismo que el apoyo. Cuando hablamos de firmeza, hablamos del grado de dureza.

La firmeza se determina por su densidad, índice expresado en kg/m³. Para un mínimo de confort, más vale no bajar nunca por debajo de 25 kg/m³, lo ideal sigue siendo de 70 kg/m³.

Para elegir la firmeza ideal, se debe tener en consideración la talla, peso y morfología.

Con un colchón demasiado firme, pueden aparecer dolores de espalda a nivel de los hombros y de las caderas, mientras que un colchón demasiado blando tendrá tendencia a curvar la columna vertebral y provocar dolores de espalda importantes en la zona dorsal.

Anuncios

FLEX

FLEX STORE
COLCHONES

Si eres de los que estás bastante quieto a la hora de dormir y tu tendencia es a dormir de lado, lo más ideal es un colchón con una firmeza entre 3 y 6, en cambio, si duermes boca abajo uno de firmeza media entre 5 y 7 será lo mejor para tu zona lumbar y, finalmente, si duermes boca arriba, lo mejor será escoger uno entre 4 y 8. Por supuesto, esto dependerá del material y de tus preferencias.

Es más complejo en las personas que se mueven mucho cambiando de posición al dormir, en este caso lo mejor es encontrar uno con una firmeza equilibrada.

Las medidas del colchón

Otro factor esencial a la hora de elegir el colchón es su tamaño.

Las medidas mínimas que debes tener en consideración a la hora de elegir tu colchón son: si duermes solo el ancho debe ser, como mínimo 90cm, y si duermes acompañado 150cm o superior. Si las medidas son inferiores a estas nos encontremos con problemas para dormir bien. Hay que tener en cuenta que durante una jornada de sueño podemos movernos hasta 60 veces y durante ellos, cuando nos movamos, no tendremos suficiente espacio para que nos coloquemos en una postura cómoda.

Si el espacio de tu habitación lo permite, cuestión muy importante hoy en día, elige la medida de cama más amplia que puedas.
Dormir bien

El espesor del colchón

De promedio, los colchones de látex y de espuma tienen un espesor medio de entre 15 y 20 centímetros, mientras que los colchones de muelles se acercan a los 20 a 25 centímetros.

Este es otro de los factores a tener en cuenta. El confort y el apoyo del colchón también están relacionados con su espesor aunque todo depende también de la calidad del colchón, puesto hay colchones que con menor espesor tienen mayor confort que otros con mayor espesor. Pero por norma general es recomendable optar por el espesor mayor.

Camas y el colchones diseñados especialmente para el dolor de espalda

Existen camas especialmente adaptadas para las personas que sufren dolores de espalda, las camas articuladas. Se trata de un somier aticulado eléctrico o manual con multiples combinaciones de inclinaciones que ayuda a prevenir y mejora problemas de espalda como el dolor lumbar, la tensión en hombros y cuello, pero también ofrece beneficios en dolores provocados por la artritis, el reflujo gástrico, el asma, la hinchazón en las extremidades inferiores, problemas de corazón o la falta de movilidad de las articulaciones.

¡Compartir!