Skip to main content

QUE ES:

En la búsqueda de fuentes de energía renovables y sostenibles que no emitan gases de efecto invernadero y, por lo tanto, no contribuyan al calentamiento global en un mundo saturado de contaminación, se destacan la energía solar fotovoltaica, la aerotermia y la energía eólica como alternativas a considerar para preservar las generaciones futuras.

Más información sobre la aerotermia

Las tecnologías renovables más importantes están experimentando una drástica reducción en sus costos, lo que las hace totalmente competitivas con las fuentes de energía convencionales en un número cada vez mayor de ubicaciones. Esto se debe a que la energía solar fotovoltaica está disponible prácticamente en todo el planeta.

¿Qué es la energía solar fotovoltaica?

La energía solar fotovoltaica es una fuente de energía renovable que se obtiene directamente a partir de la radiación solar mediante el empleo de células fotovoltaicas situadas en paneles solares. Estas células tienen la capacidad de transformar esta radiación en energía eléctrica.

La energía solar puede ser capturada a través de diversas tecnologías, como células fotovoltaicas, heliostatos o colectores solares. Estos dispositivos convierten la energía solar en dos formas principales: energía solar térmica, que se logra a través del calor, y energía solar fotovoltaica, que se obtiene mediante la luz solar.

La energía solar termoeléctrica fotovoltaica es una fuente de energía renovable, sustentable y ecológica que aprovecha la radiación solar para generar electricidad.

¿Cómo funciona la energía solar fotovoltaica?

En líneas generales, en la mayoría de los casos habituales, el montaje de placas solares captura la radiación solar a través de células fotovoltaicas y la convierte en corriente eléctrica.

¡Compartir!